Estoy haciendo limpieza en mi despachito de casa, y he encontrado unas hojas arrancadas de una revista que guardaba para el dí­a que le encontrara utilidad. Es un artí­culo que se llama “Cristianos: El árbol del Nazareno

He de reconocer que una de las ideas que más me llaman la atención es el “mito” de la unidad de los cristianos. Se me ha ocurrido emplear la palabra mito, de forma simpática, con humor… Me resulta curioso porque todos los cristianos creo que reconocemos el concepto de la unidad como una de las “ideas fuerza” de nuestro credo, como algo que explica la esencia de lo que buscamos… pero como algo difí­cilmente alcanzable.

Encontramos las palabras de Jesús “que todos [los creyentes] sean uno, como tú Padre, estás en mi y yo en ti” (Jn 17, 21), las palabras de Pablo en sus cartas “todos […] nos hemos bautizado en un solo Espí­ritu para formar un solo cuerpo” (1 Co 12, 13), y el libro de los inicios de la comunidad “la multitud de los creyentes tení­a un alma y un corazón” (Hch 4, 32)

La Palabra de Dios, el Evangelio, habla de la necesidad de la unidad, la construcción del Reino de Dios habla de la necesidad de la unidad, entonces ¿qué pasa?

Por un lado una lectura atenta de la Biblia (Hechos de los Apóstoles y algunas cartas de Pablo) nos muestra las divisiones de la comunidad cristiana desde los mismos orí­genes. También la historia de la Iglesia está llena de estas divisiones. No hay que remontarse al pasado, quién ha intentado desarrollar cualquier proyecto en una parroquia durante algunos años es fácil que conozca la irresistible fuerza interna que experimentamos los cristianos para romper la unidad.

Por otro lado, y por suerte, hoy en dí­a creo que ya sabemos valorar algo que no es la desunión, sino la diversidad. Quizá erremos en el significado de la palabra “unidad”. ¿Qué es la unidad?

Es cierto que hay gran variedad de “iglesias” cristianas, aún compartiendo credo, sacramentos… pero cómo no va a haberlas si yo a veces me siento de otro planeta rodeado de otros católicos romanos como yo… El camino de crecer y buscar cómo ser cristiano creo que lleva esta parte de diferenciación incluida, por lo que veo que lo importante serí­a descubrir el significado de la unidad que intentamos re-construir.

Por cierto, quiero destacar la reflexión y el trabajo de Todos Uno en torno a la unidad.

Pongo un pequeño resumen del artí­culo.

Datos:

  • Más de 330 confesiones cristianas (en tres grandes ramas) participan en el diálogo ecuménico para restaurar la unidad
  • Cerca de 2.000 millones de cristianos, casi un tercio de la humanidad. (Estadí­sticas del año 2000, que me parecen algo abultadas)

Los grandes grupos cristianos:

  • Católicos: existen distintos ritos, pero el más común es el Latino
  • Iglesias Orientales: existen un gran número, la principal el grupo de las Ortodoxas
  • Iglesias Protestantes: Luteranos, Calvinistas (o Presbiterianos o Baptistas), Anglicanos, Metodistas (surgidas de la Iglesia anglicana, una de las primeras iglesias “evangélicas”), Pentecostales (iglesias evangélicas surgidas a raí­z del movimiento metodista), Baptistas

Un comentario en «La unión de los cristianos»

  • Hola soy Marina. la divisón ya lo dijo Jesús: « He venido a traer la divisón entre padres e hijos hermanos y hermanas!», porque la verdad es una y es Cristo con su palabra y hay muchí­simas personas que no comparten lo mismo porque para cada uno el modo de entender a Dios y su evangelio es personal, de ahí­ que haya esas divisiones. Solo una es la verdad y solo hay una religión, Dios. Por eso hay tantos enfrentamientos entre religiones y falt unidad entre los propios critianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.