Sin darme cuenta, mi blog cumplió un año.

Han sido 38 artí­culos, casi siempre escritos deprisa, aunque pensados con tiempo. He seguido el guión de lo que me propuse; reflexiones sobre el evangelio, la vida cristiana, las costumbres católicas… sin referirme a las cuestiones de actualidad, o noticias de cada dí­a, aunque sin evitar que impregnen lo que escribo.

He querido hacer unos escritos espontáneos, que me han salido con periodicidad irregular pero que no han dejado de salir: es decir, un blog. Un blog completamente temático sobre el significado de ser cristiano en la vida de cada dí­a.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.