El creyente siempre es practicante

¿En qué creo? Me parece muy interesante hacerme esta pregunta y tratar de contestarla. Lo hago prácticamente en todos los artículos que escribo.

La siguiente pregunta que me hago es ¿cómo vivo mi fe?. Lo que afirmo creer, ¿se manifiesta de alguna forma?

En mi opinión, el creyente siempre es practicante. Todos practicamos aquella fe que tenemos o que no tenemos. Lo que creemos no deja de mostrarse nunca.

Y al respecto, percibo un problema. Los cristianos nos hemos auto – encasillado desde hace muchos años, con fórmulas de fe muy impersonales. Con la excusa de que “esta es la fe de la Iglesia” no nos atrevemos a reflexionar de forma sana. Igual nos sucede con nuestra “práctica”, hemos perdido mucha frescura, y los sacramentos se han convertido en el último reducto de práctica religiosa para la mayor parte de los cristianos (católicos).

La práctica relgiosa, además, alimenta la fe. Pero debe ser una “práctica” con sentido para el que la hace.

Repito que lo que creemos no deja de mostrarse nunca, si comprobara que mi “práctica” religiosa se va agotando día a día (espero que no), lo que debo hacer es revisar aquello en lo que creo.

7 pensamientos en “El creyente siempre es practicante

  1. Vicent

    Totalmente de acuerdo.

    Y aun así (ya salió el tema en una de las encuestas del web de Iuvenes), siguen empeñados en que a través de los ritos y de las normas llegue a covertirse nuestro corazón, cuando es más bien al contrario.

    Aunque me enrolle un poco, no quiero dejar de comentar algo que he recordado gracias a tu última frase:

    Si comprobara que mi “práctica” religiosa se va agotando día a día (espero que no), lo que debo hacer es revisar aquello en lo que creo.

    En una de las charlas de Taizé este verano se tocó el tema del amor cristiano, y de cómo el cristiano está llamado a seguir el camino de Cristo, que fue/es un camino de cruz, de sufrimiento; no un sufrimiento “porque sí”, sino como consecuencia (inevitable) de la opción de vivir sirviendo y amando a los demás.

    A raíz de esto, alguien en nuestro grupo de reflexión dijo algo que muchos pensábamos, pero que quizás no nos atrevíamos a reconocer: “Si en mi vida no hay sufrimiento ninguno, quizás deba revisar si estoy dejándome llevar por el camino del Espíritu o si estoy siguiendo el camino que a mí me da la gana”. Más o menos venía a decir eso.

    Puede parecer un poco fuerte, y me gustaría saber si los que leéis esto estáis de acuerdo o no… Yo creo que es cierto, que es un razonamiento correcto.

    Creo que en esto es muy importante la esperanza y la confianza. Si no, cuando uno descubre que ser cristiano implica sufrir, apaga y vámonos. Quizás de ahí que haya tantos “creyentes no practicantes”…

  2. nupy

    lo siento no acabo de comprender vicent… afirmas entonces k ser cristiano implica sufrir? lo crees de veras? en cualkier caso me gusta la frase de tu amigo… ^^ ni falta k hace decir aki… k si eliges un camino u otro…. siempre es el k a ti te da la gana…. el del espiritu como lo llama…. tb se puede elegir no es asi?

  3. Vicent

    Hola, Nupy.

    Realmente, y pensándolo mejor, yo no diría que el camino del cristiano es un camino de cruz. No me gusta cómo suena…

    El cristiano está llamado a amar; a amar a los demás con todas las consecuencias. Si eliges amar a los demás como a ti misma, si eliges amar con todas las consecuencias, inevitablemente va a haber momentos de sufrimiento en tu vida (por mil motivos: por la incompresión de los demás, por tener que sacrificarte tú para ayudar a otros…). La actitud de Jesucristo, en una situación así, fue: “Ojalá no tuviera yo que pasar por aquí, pero si hay que ir, se va” (“Padre, si es posible, que pase de mí este cáliz…”). Su elección fue: aunque me cueste la vida, yo decido amar y perdonar, sin límites. Jesús no era masoquista; simplemente, tenía confianza en que el camino que había elegido era el correcto, y pensaba seguir por él. Tenía confianza en Dios.

    No sé si esto te aclara algo o no…

    Por supuesto, uno elije siempre lo que quiere. Dios no fuerza a nadie a hacer nada.

    No es que ser cristiano impique sufrir, sino que intentar ponerte en el lugar de los demás, ayudarles, considerarlos auténticamente como hermanos… implica sufrir, en algunos momentos. O, como mínimo, implica no poder elegir en cada momento hacer lo que me dé la gana.

  4. Un católico

    Hola,

    En el tema del sufrimiento siento no poder estar muy de acuerdo. Creo que la afirmación de Vicent de que ser cristiano implica sufrir es un poco exagerada.

    Antes de seguir deberíamos ver la definición de “sufrir”. Segun la RAE es:

    1.- Sentir físicamente un daño, un dolor, una enfermedad o un castigo.
    2.- Sentir un daño moral.
    3.- Recibir con resignación un daño moral o físico.
    (…)

    No estoy de acuerdo en sentir ningún daño por ser cristiano. El mensaje de Cristo es un mensaje de esperanza por lo que no debemos apenarnos ni sufrir. No creo que Él este pensando en castigarnos o enviarnos daños, sino más bien al contrario.

    Pero está en nuestra pobre naturaleza humana el sufrir. Las alegrías de hoy serán los sufrimientos del mañana. Por ejemplo hoy me alegro por lo mucho que quiero a mi esposo/a, y probablemente esto se convertirá en un sufrimiento algún día, cuando caiga enfermo, tenga un accidente o irremediablemente muera. Toda cara tiene una cruz, pero esta “cruz” no es por ser cristiano, es por ser persona y estar vivo.

    El ateo más ateo del mundo también se angustia cuando su hijo cae enfermo o su pareja fallece. Cuando un ser querido (no tiene porque ser familia) lo pasa mal, cualquier persona con un mínimo de humanidad se preocupa y sufre por él, independientemente de su religión. Es más los cristianos debemos tener la esperanza de que estos sufrimientos terminarán y seremos felices eternamente.

    Respecto al post original sobre la práctica de los sacramentos también quería comentar algo.

    Los sacramentos no son el “último reducto de la práctica religiosa”, al contrario son el principio de la acción católica.

    Por una parte La frescura de los mismos depende de los que los reciben como cualquier acto de fe. La “practica” por un mero “practicar” más pronto o más tarde lleva al cansancio que conduce a la decepción. Los hombre nos terminamos defraudando. Cuantas asociaciones, ONGs, grupos o como quieras llamarles, muy activos en sus tareas se rompen porque acaban defraudandose los unos a los otros (entre los mismos componentes o entre los ayudantes y los ayudados). Pero un católico, cuando se siente defraudado (por actitudes, acciones, etc…) vuelve a refugiarse en Cristo y “recarga” las pilas en Dios (mediante los sacramentos) para volver a la “practica”.

    Os veo con un aire un poco apagado casi pesimista. Alegraos porque Cristo ha resucitado. Recibid un afectuoso abrazo en Cristo.

  5. nupy

    gracias vicent, aunke de hecho con tu aclaración… no puede de dejar parecerme contra natura el elejir amar a todo el mundo… me parece utopico e ingenuo, bonito pero irremediablemnte falso… y ni sikiera kiero intentarlo… aunke supongo k eso es cuestion de fes…
    lo k si creo, es en k cada uno es autosuficiente como para elegir a kien amar y ser amado, asi pues nadie deberia kedarse sin su racion de amor. Por desgracia las cosas no son asi, uno ha de empezar por kererse a uno mismo y hoy en dia hasta eso faya…
    yo no kiero k todo el mundo de ame… como no deseo amar a todo el mundo… creo k el odio tb es un sentimiento natural del hombre y por ello bueno… aunque repito es solo cuestion de fes… ademas no amar no implica hacer daño, ni no ayudar… solo no sacrificarte por ello, de hecho nadie lo hace, aun conservais ambos riñones no? aun no habeis sido donantes de medula?? … sin embargo, hasta hace dos años iba a donar sangre regularmente… ( mis practicas actuales, que no vienen a cuento me lo impiden ahora… ademas de mi peso…) eso era un acto altruista de pura generosidad? o era un… tarde o temprano alguien me devolvera el favor? bahhh k basura de comentario… solo intento remarcar, k ser cristiano no te hace ser mas altruista con los desconocidos sino solo te lo hace parecer y te convence de k lo eres… y desde luego tampoco te impide llegar a serlo…

  6. Vicent

    Buenas.

    No quisiera que esto se transformase en un diálogo interminable, pero…

    Creo que la afirmación de Vicent de que ser cristiano implica sufrir es un poco exagerada.

    Sí, estoy de acuerdo. Por eso luego maticé que, para mí, el camino del Espíritu es básicamente un camino de AMOR (con todo lo que ello implica, eso sí).

    El mensaje de Cristo es un mensaje de esperanza por lo que no debemos apenarnos ni sufrir. No creo que Él este pensando en castigarnos o enviarnos daños, sino más bien al contrario.

    Yo nunca he dicho ni he pensado que Jesús nos envíe sufrimientos, ni que Dios nos envíes cruces, como alguien dijo alguna vez. Pienso totalmente al contrario. Considero la vida como algo mucho más terrenal y palpable, y no tan mágico o esotérico.

    Pienso que aquí en el mundo estamos nosotros para currarnos las cosas, y que si tomamos la opción (tanto desde un punto de vista cristiano como ateo) de intentar hacer el bien a los demás, de intentar verlos y tratarlos realmente como hermanos nuestros, de no escurrir el bulto ante las injusticias, tanto cotidianas como globales… eso nos va a llevar en algún momento a tener que renunciar a nuestra comodidad, por ejemplo, o a tantas otras cosas…

    La posibilidad (casi) insalvable del daño físico o moral está ahí. Tanto si eres cristiano como ateo, es verdad.

    Los cristianos debemos tener la esperanza de que estos sufrimientos terminarán y seremos felices eternamente.

    Y pienso que no es exclusivo de los cristianos, ni de otras religiones. Pienso que los ateos también pueden tener confianza en la humanidad o en tantas otras cosas…

    Como tú dices, Cristo es —entre otras muchas cosas— nuestra recarga de pilas. Bien, pues eso. Él es quien nos ayuda a seguir adelante, el que hace posible que sigamos su camino día a día. Un camino que pasó por la cruz; eso es así.

    Por supuesto, estoy de acuerdo con que no es el sufrimiento el aspecto más relevante ni importante del cristianismo, o no debería serlo según mi manera de ver las cosas. Sólo quise destacar en mi post inicial que el sufrimiento está ahí, en el camino, así como la fuerza que nos da Dios para mantener nuestra esperanza y superar así ese sufrimiento.

    Nada más.

  7. Creo en Dios, como Padre que me conoce y me quiere.

    Creo en Dios, como Padre que me conoce y me quiere.
    Creo en Jesús, como Dios que se hace hombre, para vivir y morir como nosotros, para enseñarnos las cosas que valen la pena.
    Creo que para seguir a Jesús hay que hacerlo en comunidad.
    Creo en la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas.
    Creo que es posible el amor entre las personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>